Según la revista Home Power Magazine, más de 180,000 familias en los Estados Unidos viven fuera de la red o con un autoconsumo, y 1,7 billones de personas en todo el mundo, y la cantidad aumenta constantemente cada año. Además, la empresa consultora Accenture predice que el 12% de los hogares estadounidenses y el 11% de los hogares europeos vivirán desconectados de la red en 2035. Entonces, ¿por qué la tendencia de ‘vivir fuera de la red‘ es cada vez mayor y cuál es el significado de esto?

El autoconsumo significa no requerir ningún servicio público como gas, electricidad, calefacción, etc , pero dado que las personas ciertamente necesitan los recursos que los servicios públicos proporcionan para sobrevivir, las personas que viven fuera de la red tienen que autoproducirse sus propios recursos eléctricos, energéticos y de otro tipo mediante el uso de fuentes ecológicas y renovables. Por lo tanto, podemos decir que vivir fuera de la red requiere fuente de energía en el sitio, fuente de agua, filtración y generadores.

Este tipo de estilo de vida suena bastante incómodo y complicado, pero hay dos razones principales para el crecimiento de la tendencia. La primera razón es financiera. Si vivir fuera de la red se hace correctamente, se ahorra dinero en servicios públicos. Por ejemplo, para alimentar un hogar promedio del Reino Unido costaría alrededor de £ 8,000. Se puede llegar a estar en la ruina por solo pagar por el mantenimiento. Pero con la instalación de la tecnología solar fotovoltaica, cuyo precio oscila entre £ 5,000- £ 8,000, puede obtener una rápida amortización y energía suplementada. Entonces, podemos decir que vivir fuera de la red es una forma eficiente de eliminar los gastos de servicios públicos.

La segunda razón es ser ambientalmente responsable. La energía actual es derrochadora e ineficiente. La gente a la que le importa el medio ambiente pensaría que vivir fuera de la red es un estilo de vida atractivo. Existen varias otras razones para individuos que viven fuera de la red como libertad, ubicación, vida como productores, etc.

Vivir un estilo de vida de autoconsumo tiene varios méritos y buenas razones, pero también existen dificultades. Puede ser más costoso y también dañino para el medio ambiente. Para vivir fuera de la red, se requieren equipos como generadores, combustible, sistema de filtración y suministros necesarios. Si estos equipos se hacen de una manera no ecológica, puede ser fatal para el medio ambiente local. Por ejemplo, si el generador es operado mediante el consumo de diésel, las emisiones de invernadero que pueden ser producidas impactarían enormemente sobre cambio climático y al deterioro de la salud humana del área local.

El autoconsumo es una forma de vida eficiente y ecológica. Cada vez más personas están considerando la posibilidad de adaptar el ‘vivir fuera de la red’ para dar algún cambio a su estilo de vida. Pero también, conlleva algunas dificultades y debe realizarse de una manera correcta para así prevenir los efectos secundarios.

 

Photo: Victoria Heath on Unsplash