Según el Plan del Verde y de la Biodiversidad de Barcelona 2020, el ayuntamiento de la ciudad de Barcelona destinará entre 45 y 50 millones de euros para la creación de 44 hectáreas de áreas verdes para antes del 2019, ya que en el Plan de Impulso a la Infraestructura Verde Urbana de este año se anunció que quieren aumentar 1 metro cuadrado de área verde por cada habitante en el horizonte del 2030.

“Todo con el objetivo de un cambio de modelo, no solo en la gestión de la naturaleza urbana, sino también de la propia ciudad. Se pretende que el verde tenga mucho más protagonismo y se convierta en el elemento central de otras políticas urbanas en las que puede tener incidencia, como el urbanismo, la movilidad, la salud pública, la sostenibilidad, los derechos sociales o la cultura. También obteniendo beneficios ambientales, como la mitigación de los efectos del cambio climático, la disminución de la contaminación atmosférica y acústica e, incluso, la generación de actividad económica”, resalta el ayuntamiento de Barcelona.

Por infraestructura verde se refieren al conjunto de espacios verdes naturales: árboles, huertos -públicos y privados- con vegetación natural, agrícola o ajardinada que ofrece beneficios a la ciudadanía. Naturaleza urbana que ayudará a fin de cuentas a formar una ciudad más sostenible y comprometida con el medio ambiente.

Para conocer más al respecto consulta: http://ajuntament.barcelona.cat/ecologiaurbana/es/que-hacemos-y-porque/verde-urbano-y-biodiversidad/plan-infraestructura-verde

También puedes consultar en http://ajuntament.barcelona.cat/ecologiaurbana/sites/default/files/PlanVerde_2020.pdf ,

Artículo relacionado con nuestro curso en Arquitectura Sostenible: https://www.gestor-energetico.com/arquitectura-sostenible/