La bioconstrucción utiliza, a partir de las características del bambú, este material natural que tiene una cierta cantidad de usos y beneficios que mejoran la construcción. En la era del mundo del plástico y el acero, el bambú continúa siendo una de las mejores opciones para llevar a cabo una arquitectura responsable con el medio-ambiente.

Distintas ONG y programas internacionales de cooperación reconocieron que las características del bambú están siendo cada vez más aplicadas en la bioconstrucción y se está empleando y estudiando otras formas de utilización. Según la página EcoHabitar: “En seis países latinoamericanos se adelantan proyectos destinados a ensayar y seleccionar variedades sobresalientes del bambú re coleccionadas en todo el mundo, con el objetivo de potenciar este material en las economías locales”.

Por su parte, estos proyectos entendieron y desarrollaron las distintas características del bambú:

I – Propiedades: Ligeros y flexibles

II – Costos: Muy bajos. Es un material, dentro de la construcción, económico.

III – Estabilidad: De baja a mediana

IV – Capacitación requerida: Para su uso, se debe tener un conocimiento tradicional y una introducción a las características de construcción

V – Equipamiento requerido: Solo elementos para cortar el bambú, sin la necesidad de usar procesos industriales.

VI – Resistencia sísmica: Buena

VII- Resistencia a lluvia: Baja

VIII – Resistencia a insectos: Baja

Estos puntos básicos para entender al material, marcar que la zona ideal donde se debería aplicar es en lugares cálidos y húmedos, porque allí también es donde crece el bambú.

 

Uso del material

Los muros construidos con bambú tienen una baja capacidad de almacenamiento térmico y de diseños que permiten la ventilación cruzada, una característica positiva de este material.  A su vez, la flexibilidad y la alta resistencia a la tensión, hace que sea un muro resistente para lugares propensos a los sismos. Si esto último llegara a pasar y colapsara la vivienda, su poco peso causaría problemas casi nulos si lo comparamos con las paredes de concreto.

La construcción rápida y fácil de este material dentro de la bioconstrucción, requiere un mínimo conocimiento. Si bien, las personas que viven en las zonas de producción del bambú por lo general entienden y comprenden los beneficios y usos de este material, habría que tener un conocimiento mínimo para aplicarlo de una forma eficiente.

Por su parte, las mayores desventajas se deben a su relativa baja durabilidad (debido a ataques biológicos), y la baja resistencia a huracanes y fuego, por lo que las medidas de protección son esenciales. Este sería un punto negativo a partir del uso del bambú. Pero, lo que hay que tener en cuenta, es que este material natural logra construir sin generar contaminación, ya que no necesita ningún proceso industrial. Esta última característica, es parte de la gran importancia que tiene dentro del sector en este camino que se está generando en contra del cambio climático y del efecto invernadero.

 

Postgrado Arquitectura Bioclimática y Cooperación Internacional

https://www.gestor-energetico.com/arquitectura-bioclimatica-y-cooperacion-internacional/

Máster de Certificación de Diseño Sostenible y Arquitectura Bioclimática

https://www.gestor-energetico.com/master-en-certificacion-de-diseno-sostenible-y-arquitectura-bioclimatica/