Las avanzas del mundo medical son cada vez más increíbles, el diseño 3D y la impresión 3d en el sector también nos promete un futuro con lo cual podemos dejar nuestra imaginación pensar en muchas posibilidades.

La impresión 3D ya ofrece una multitud de creaciones como las prótesis a medida del paciente, el dominio dental ha podido también adaptarse y ahora propone desde algunos años veritables milagros en el sector. El bioprinting interesa a muchos científicos, de hecho esta tecnología podría permitir crear tejidos humanos. Algunas experiencias han sido realizadas, entonces no hace más parte de ciencia ficción de imprimir células madre humanas. Las búsquedas a nivel internacional son principalmente sobre la piel humana y tejido óseo. La técnica Laser-Assisted Bioprinting creada a Burdeos en Francia fue una de las primeras en 2005. El laboratorio ya estudia la posibilidad de imprimir directamente en el organismo con una asistencia informática. Son realmente estudios que transforman totalmente en herramienta fundamental para el estudio del vivo y ofrece a los biólogos la capacidad de entender mientras fabrican.

Sobre las aplicaciones clínicas, son sueños que podrían devenir realidad si superamos la complexidad que de imprimir órganos como el corazón o el riñón.

El facto de demonstrar la importancia de la utilización del impresión 3D en el sector medical es apuntar el impacto directo y necesario de la innovación y las nuevas tecnologías. Es decir que la optimización de los procesos va creciendo a partir del desarrollo que hay en esos sectores. Las innovaciones/nuevas tecnologías nos permiten reducir los costes, mejorar los resultados de las operaciones, sobre todo el nombre de vidas salvadas. La fabricación aditiva tiene una función esencial. Ahora, en alguno caso, los cirujanos pueden ejercerse antes de una operación en utilizar o crear modelos gracias a la impresión 3D. La sofisticación que tiene reduce en nombre los errores, y permite ser más preciso por cada paciente. Por ejemplo, podemos imprimir el cráneo después de una resonancia magnética hecho con un escáner de IRM, y convertirlo en un modelo 3D, sobre todo, el cráneo será imprimido con un material transparente así podremos analizar exactamente dónde y cómo se encuentra el tumor. Así, las operaciones muy complejas tienen su tasa aumentada como nunca antes, y el paciente tiene un asegurado que participa en mejorar el resultado final.

Por consiguiente, los fabricantes de equipo medical no paran de mejorar y desarrollar los materiales, en particular los tejidos, un aspecto esencial en la formación de un doctor. Normalmente, esta formación seria realizada sobre tejidos animales u otros, pero con las impresoras 3D multimateriales y multicolores han revolucionado esas formas. Actualmente, cada estudiante que se hará doctor, tendrá la formación adaptada con todo el conocimiento necesario al uso del impresión 3D.