La tecnología avanzó tanto que es difícil definir en qué estado está hoy, pero a partir de proyectos podemos establecer un punto histórico dentro de esta vorágine. La impresión 3D es una de las áreas que más rápido evolucionó y un par de ideas que se están llevando a cabo marcan actualidad, en donde se puede ver desde comida impresa, hasta la creación de medusas robot.

Uno de los principales problemas que intenta resolver la impresión 3D es el área en donde el hombre no puede llegar. Por ejemplo, muchas organizaciones han reclamado el rescate de los mares que cada año aparecen más contaminados y en la actualidad se está trabajando para hacer la limpieza de los arrecifes, pero aún no han llegado a crear esa tecnología, aunque la está pudiendo vigilar con medusas robóticas.

Científicos de la Universidad de Florida y la Oficina de Investigación Naval de los Estados Unidos han creado estos robots blandos con impresión en 3D, encargadas del monitoreo de los arrecifes en peligro de extinción. Están creado a base de peces y otros animales marinos y se mueven gracias a tentáculos hidráulicos, hechos con silicona.

Si bien, este proyecto sigue en evolución, ya arrojó los primeros resultados positivos. Se puede mover dentro del agua y mantener vigilando los arrecifes, cumpliendo su objetivo principal. Pero, se le quiere seguir incorporando tecnología y sensores ambientales, para encontrar navegar sin problemas.

Por otra parte, ¿te imaginas comerte un filete impreso en 3D? Sí, como lo lees. Hace algunos cuantos meses se viene trabajando en el filete perfecto a partir de la impresión 3D. Este proyecto lo planteo el investigador italiano Giusseppe Scionti de la Universidad Politécnica de Cataluña en Barcelona y plantea crear este plato de comida a base de carne vegetariana. El objetivo de fondo es acabar con la explotación animal.

Este filete está creado a partir de arroz, guisantes y algas marinas, en el que llega a conseguir una pasta rojiza con una textura similar a la carne. Pero aún no alcanza. Si bien algunas empresas han conseguido encontrarle el sabor, Scionti sigue trabajando en encontrar la textura similar que tiene los cortes de vaca o pollo.

Por último, no se puede seguir desarrollando la evolución de la impresión 3D, sin mencionar su paso posterior: impresión en cuatro dimensiones. Si bien es un proyecto que está ideado para que tenga resultado en un largo plazo, están creado “las plantas del futuro”.

La creadora de esta idea es Nicole Hone, diseñadora industrial de Nueva Zelanda, quien empezó a trabajar con la impresión 3D en su tesis de su Maestría de Innovación en Diseño, y se apasionó con las plantas y animales. Su color, su transformación y movimiento la llevó a ingresar en el mundo 4D, en el que se agrega la capacidad de imprimir múltiples materiales y hasta de hacerlo inteligente.

El proceso en el que Hone crea cada planta es el siguiente:

  1. I) Primero realiza el diseño de cada planta con lápiz
  2. II) Luego, visualiza su forma y mecanismo

III) Lo modela en 3D, creando su forma, textura de la superficie y estructuras internas, a partir de un software

  1. IV) Imprime con la máquina 3D sin costuras
  2. V) Se limpian, un proceso que lleva aproximadamente cuatro horas en donde se elimina el material del soporte
  3. VI) Se sumergen en agua y se inflan con aire para coreografiar su movimiento

VII) se agrega luz mediante un proyector LED, para dar la sensación de vida y de carácter de cada planta

Este proceso es el resultado de haber experimentado más de 50 veces y es el proceso en que Hane crea sus plantas en 4D.

 

Y para ti, ¿qué otro proyecto agregarías a este listado de impresión 3D?

 

Curso Relacionado:

Máster Diseño 3D y Realidad Aumentada

Formación Diseño 3D

 

Foto de Tim Mossholder en Unsplash