La campaña de Shell “makethefuture”, ha impulsado una iniciativa que moviliza a empresas de todo el globo, para el desarrollo de innovaciones en el campo de las energías limpias.

Seis start-ups han propuesto en Brasil, sus ideas relacionadas con temáticas de energías inteligentes y sostenibles para comunidades que necesitan acceso a estas energías.

A partir de esta campaña de Shell, se ha creado el primer proyecto viral del mundo que inspire a toda una comunidad a través del deporte, apoyando brillantes ideas de energía.

El proyecto consiste en un campo de fútbol con capacidad para 200 personas, ubicado en la favela Morro de Mineira, un área deprimida en Brasil.

Mientras los niños corren, su energía se almacena en baterías para encender los proyectores de brea después del atardecer, todo debido a la energía footfall o energía de las pisadas producidas por los mismos futbolistas.

Este proyecto de energía footfall, ha sido llevado a cabo por el JWT de Londres y para su construcción la empresa Shell, dispuso 200 baldosas de Pavegen, que consiguen capturar la energía de las pisadas (energía cinética), para posteriormente convertirla en luz artificial. De esta manera el campo es iluminado gracias al propio abastecimiento.

Impacto

El proyecto recibió una cobertura mediática en más de 20 países y fue apoyado por la leyenda del fútbol brasileño, Pelé.

La historia ha recibido más de 100 millones de impresiones y un aumento del 500% de participación de contenido positivo para Shell.

La posibilidad de la energía “footfall” o energía basada en pasadas en el campo de la edificación es infinita, hay muchos edificios que podrían aprovechar del movimiento de sus inquilinos para generar energía de forma sostenible. Una buena manera de aprovechar un recurso ilimitado que podría ser toda una revolución.