A partir del contexto de contaminación que expuso la ONU la semana pasada, que desarrollamos en un artículo en Gestor Energético, la política y la construcción están movilizando acciones para intentar revertir el camino de contaminación y junto con las organizaciones están buscando este cambio, a partir de la modificación de la legislación y un nuevo proyecto que le dice adiós a los plásticos de un solo uso.

En este camino, la semana pasada se obtuvo un gran paso para frenar la contaminación. Desde las distintas agrupaciones y ONG que están luchando hace años, se presentó un proyecto para que en toda la Unión Europea se deje de producir plásticos de un solo uso.  Estos materiales suelen utilizarse solo 30 o 40 minutos y luego arrojarse, siendo el gran contaminante de los mares, en donde se calcula que llegan a los océanos en un año unas 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel.

 

Para desarrollar lo que se discutió, Gestor Energético entrevistó Alba García, quien es responsable de la campaña de plásticos en Greenpeace, una de las ONG cabecera que hace años intenta combatir la contaminación:

– ¿Qué logro se obtuvo la semana pasada?

– Hemos conseguido, no solo nosotros, sino que varias organizaciones, pero sobre todo los ciudadanos, que el Parlamento Europeo toma una decisión histórica en contra de la contaminación por plástico de un solo uso.

Hay que tener en cuenta que la producción de plásticos se acercará en 2020 a los 500 millones de toneladas, que representa un 900% más que en 1980. Su fácil dispersión y su lento proceso de degradación convierte al plástico en el enemigo de mares y océanos, ya que ahí finaliza casi todo el plástico y envases de un solo uso.

“España es el quinto mayor productor de envases

de un solo uso de la UE”, según Greenpeace

 – ¿Qué acciones llevaron a cabo para lograr esta política?

-Desde Greenpeace, llevamos varios años luchando contra los plásticos de un solo uso y eso lo relacionamos con la cultura del consumo, de comprar y tirar, en donde lo clasificamos en tres grandes niveles. En primera instancia hablamos con empresas, supermercados y productores, para intentar frenar estas políticas de producción, que hará bajar la circulación. Luego, el segundo nivel, lo relacionamos con lo legal. Hablamos con distintas administraciones, ayuntamientos y gobiernos, y también dentro de Europa, en donde hemos estado presentando demandas de cómo se puede eliminar la contaminación por plástico. Y, por último, el tercer nivel, sería la ciudadanía en donde trabajamos para la concientización y para hacer entender que el reciclaje no es la solución, sino que hay que eliminar la utilización de estos plásticos.

 “El reciclaje de los plásticos de un solo uso

no es el camino a seguir, tenemos

 que eliminar esa práctica”

 – ¿Qué repercusión está teniendo en la sociedad?

– Nuestro punto de vista es muy positivo, ya que a partir de la prohibición que puede llegar a generar, se va a empezar a bajar la utilización, porque estos productos van a dejar de existir y por ende no llegarán al océano, haciendo un mundo más limpio y saludable.

-Cuando planteas lo de “saludable”, ¿te refieres a que bajará el daño en el medio ambiente?

-Sí, pero también a que los peces no comerán los microplásticos y no llegarán contaminados a nuestros platos. A pesar de esto, creemos que estas empresas productoras de plásticos entenderán o por lo menos tendrán la obligación de no producirlas y nosotros confiamos en que podrán armar su modelo de negocio, sin esta utilización.

-Y en la política, ¿cómo la ves relacionada a la baja de contaminación?

-Ahora mismo cada año llegan por lo menos 8 millones de toneladas de plástico al mar y esto es, en su gran mayoría, los plásticos de un solo uso como vasos, platos o pajitas. En España, por ejemplo, ni si quiera se recicla la pajita porque no está catalogada como envase y tarda mucho en degradarse. Esto también es una política que no motiva la baja de contaminación, pero creemos que, si seguimos por este camino, luchando, movilizando y concientizando, podremos lograr que la política nos escuche.

– ¿Cuáles son las próximas metas que tienen?

– La primera claramente es que se apruebe este proyecto, que se debata y se implemente en toda Europa, ya que aún falta ponerse de acuerdo para que sea oficial, y esperemos que la Ministra de Medioambiente y de Transición Ecológica sea consecuentes con esta línea y que las grandes corporaciones no puedan frenar esta propuesta.

Alba García vuelve a hacer hincapié que el camino es la eliminación de los plásticos de un solo uno, como los tenedores, cuchillo o platos de plástico. No el reciclaje, porque van a seguir contaminando. Esta lucha tuvo su primera victoria la semana pasada y buscará conseguir más avances para seguir bajando la contaminación y hacer de un futuro más próspero.

Y tú, ¿crees que está bien que se elimine los plásticos de un solo uso?

Cursos relacionados:

Arquitectura Sostenible

https://www.gestor-energetico.com/arquitectura-sostenible/

 

Postgrado Arquitectura Bioclimática y Cooperación Internacional

https://www.gestor-energetico.com/arquitectura-bioclimatica-y-cooperacion-internacional/

 

Foto de Carlos “Grury” Santos en Unsplash.