La construcción está teniendo a ser más responsable introduciéndose dentro de los edificios con Arquitectura Sostenible, para lograr un futuro sostenible. Dentro de esta idea, la Certificación LEED es un proceso de aval para acreditar las características de los proyectos. A partir del desarrollo de este término, describiremos un ejemplo construido en México, en donde se está aprovechando los beneficios de la Certificación LEED y convirtiéndose en un ejemplo de certificación LEED

La Certificación LEED es, en siglas, Leadership in Energy y Enviromental Design y su principal función es acreditar el uso de las diferentes estrategias que certifican que los edificios son sostenibles.  Hay cuatro estándares que se puede conseguir: LEED Certification, LEED Silver, LEED Gold y LEED Platinum, yendo de la puntuación más baja a la más alta, respectivamente. La diferencia entre estos, radica en optimizar los materiales que se utilizaron en la construcción, para determinar el impacto sobre el medio ambiente y los habitantes de los mismos.

Habiendo aclarado esto y con la responsabilidad que tienen muchos arquitectos o ingenieros o quienes interfieren en un proyecto en la búsqueda de un futuro sostenible, se tiende a buscar los beneficios de la Certificación LEED. Y esto es algo que México entendió, ya que proyectó algunas ideas de creación de edificios con Arquitectura Sostenible.

En este camino, la Torre Reforma, el edificio más alto de la Ciudad de México, este año recibió un premio por su innovación. Con sus 246 metros de altura, 57 pisos y una inversión de más de 100 millones de dólares, este edificio tiende a lograr un futuro sostenible y se convirtió en uno de los primeros en obtener los beneficios de la Certificación LEED Platino.

El futuro sostenible se genera no solo desde su construcción, con perspectiva de futuro sostenible, sino que en su funcionamiento en el que permite un ahorra del 25% de energía que otros rascacielos de la Ciudad de México. Un ejemplo que expone esto, son los 27 cubos de elevadores que se diseñó un sistema de aprovechamiento de energía dentro de sus motores, generada a partir de la fricción entre el descenso y el ascenso.

Conductos recolectores de lluvia, que se escurren sobre el concreto y cristal del edificio, conducen el líquido al techo verde de la casa del siglo XIX y de ahí a las cisternas del sótano, es capaz de almacenar hasta 3.4 millones de litros. Tienen un sistema armado de forma eficiente para reutilizar el agua, tienen una visión responsable sobre el medio ambiente, y a donde la Certificación LEED esta también dando sus beneficios.

En otro punto importante de este ejemplo de certificación LEED, es que el agua no es desechada al drenaje, sino que será reutilizada y en temporada de lluvia constante permitirá dejar de consumir hasta en un 50% el agua que recibirán de la red pública, pues permite tener un ahorro de más de siete millones de litros de agua potable al año. Así tiene desperdicio cero, ya que todo el líquido se reutiliza.

Este ejemplo de certificación LEED, dentro de edificios con Arquitectura Sostenible, expone que sin importar la magnitud de la obra si hay voluntad se puede lograr apostar a un futuro sostenible. Es cuestión de inversión e iniciativa, para luego conseguir todos los beneficios de la Certificación LEED.

 

Cursos relacionados:

LEED CONCEPTOS BÁSICOS

https://www.gestor-energetico.com/leed-conceptos-basicos/

 

Foto de Samuel Zeller en Unsplash