El Gobierno Español expresó la obligatoriedad de los entes públicos para poder exigir, a partir de diciembre del 2018, que las licitaciones de edificación se entreguen en formato electrónico, abalados por normativas dentro de la Unión Europa, generando el gran paso de BIM en España.

Si bien, hay cuestionamiento dentro del sector relacionado si BIM en España está preparado para dar este paso, desde la cúpula de Gobierno entienden que es el momento de avanzar. Las dudas radican en que si el sistema está listo para la logística y sobre todo si hay personal preparado para manejar esta herramienta.

Por lo pronto, esta política se toma de dos artículos importantes. El primero es el 22.4 de la Directiva 2014/24/EU, que establece: “Para contratos públicos de obra y concursos de proyectos , los Estados miembros podrán exigir el uso de herramientas electrónicas específicas, como herramientas de diseño electrónico de edificios o herramientas similares”.

El segundo, toma del punto 6 de la Disposición adicional decimoquinta, de la Ley 9/2017, en el que afirma: “Para contratos públicos de obras, de concesión de obras, de servicios y concursos de proyectos, y en contratos mixtos que combinen elementos de los mismos, los órganos de contratación podrán exigir el uso de herramientas electrónicas específicas , tales como herramientas de modelado digital de la información de la construcción (BIM) o herramientas similares . En esos casos, ofrecerán medios de acceso alternativos según lo dispuesto en el apartado 7 de la presente Disposición adicional hasta el momento en que dichas herramientas estén generalmente disponibles para los operadores económicos”.

El Gobierno Español, además de seguir con las políticas de la región, buscar darle más transparencia y claridad a los distintos sectores. Si bien, en la licitación no se podrá analizar este aspecto de transparencia, sí se podrá hacer un seguimiento más efectivo de la obra y percibir cuando haya actos fuera del planeamiento del proyecto.

Además, lo que busca con la implementación de BIM es bajar los costos del sector, a partir de trabajar de forma más efectiva y finalizar la obra en el plazo establecido. Esto hará que el presupuesto destinado sea el mismo del costo final de la construcción, además de cumplir con el plazo y con la utilización de esa obra.

Por su parte, la comisión de BIM en España respaldó esta política y estableció los objetivos que tiene:

  • Establecimiento de la estrategia para alcanzar un determinado nivel de madurez, que se irá incrementando de forma progresiva y paulatina, intentando evitando cambios abruptos que puedan ser contraproducentes para el sector.
  • Promover el uso de BIM en el ámbito profesional y docente.
  • Establecer a España como referente a nivel mundial en el uso de BIM.
  • Representar a España en los distintos foros internacionales.
  • Promoción de la innovación en el sector de las infraestructuras.
  • Análisis de las mejores prácticas llevadas a cabo por las iniciativas internacionales más exitosas.
  • Establecimiento de la hoja de ruta y el calendario de implantación.

 

A su vez, el Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, destacó la necesidad del uso en concursos público, ya que “aporta transparencia, calidad y ahorro”, pero recayó sobre la obligación que tiene que ser esta herramienta para el sector: “España se tiene que situar en la cabeza el uso de BIM”.

La intención del Gobierno es clara, pero a tí ¿te parece que están listos para dar el gran paso BIM en España?

 

Cursos relacionados:

Máster BIM y Diseño Integrado

https://www.gestor-energetico.com/master-bim-y-diseno-integrado/