Hay muchas soluciones en el mercado que permiten aprovechar la iluminación natural para así no tener elevados gastos en la factura de la luz. Las soluciones más comunes son la instalación de más ventanas, ventanas grandes, paredes de color blanco o el antiguo sistema de iluminación de prisma, que consiste en reenviar la máxima luz posible y era muy popular hace 100 años, antes de que la luz eléctrica estuviese tan extendida como hoy.

Solatube, es una de las soluciones para aprovechar la iluminación natural, más populares. Este tubo consiste de una claraboya que captura la luz y lo envía por un tubo de espejos. Al final del tubo hay un reflector que reenvía la luz como si fuera una luz convencional, es decir, consigue el efecto como de una luz encendida aunque que el aparato no está encendido.

 

¿Qué pasa cuando se usan Solatubes de noche o en días nubosos?

Para combatir este problema, estos tubos también ofrecen la posibilidad de combinar la iluminación LED. Estas luces LEDS están conectadas a un sensor que detecta cuando hay bajos de luz natural y se encienden solo para compensar la pérdida de luz. De esta manera el inquilino aprovecha totalmente durante el día la iluminación natural y tiene una luz del mismo color constante y solo gasta de luz tradicional durante la noche. Combinado con sensores, los tubos de sol permiten obtener una solución extremadamente sostenible con la que, una vez recuperada la inversión inicial, puede llegar ofrecer la eliminación de una factura de luz u ofrecer hasta un 90% en ahorro de factura.

El sistema está diseñado para no permitir la entrada calor o problemas de humedad y hay una gama de productos especializados, que son adaptados para uso doméstico, industrial o tiendas.

Para más información de Solatube por favor contacta www.teclusol.com

Para conocer más materiales o formación de cómo aprovechar de la luz natural, ver curso relacionado: https://www.gestor-energetico.com/bim-iluminacion-y-sistema-artificial-y-natural/

Photo by Scott Webb on Unsplash