Actualmente el BIM tiene un periodo de fuerte conocimiento sobre todo en Europa. Al principio, la idea era de poder proponer un trabajo común y compartido para gastar menos tiempo y costes. También, mejorar la coordinación entre equipos, y adaptar una eficiencia energética más fácilmente sobre todo con respeto al medio ambiente y los cambios climáticos. De hecho, permite a las empresas acceder a nuevas maneras de trabajar y ser más competentes.

España lo tendrá obligatorio a partir de 2018, con la idea de implantarlo a nivel nacional para el sector de la construcción.

En el Reino Unido, desde este año consideran el BIM obligatorio por el Gobierno inglés que considera mejorar las condiciones de entrega y los minorar los costes el más posible. Los resultados han sido buenos desde el primer grande proyecto. Por su parte, Escocia también como obligatorio desde abril 2017 por cualquier proyecto con un coste de más de 4 millones de libras. En Francia, el gobierno prevé de integrar el BIM de manera oficial a partir de este año.

En Alemania, los que tienen ya la capacidad de trabajar con el BIM son ya muchos, así, una empresa especializada independiente se ocupara de la implantación por cada empresa deseando incluir el servidor.

Holanda, la idea fue de establecer el BIC (Building Information Council) que también hace parte del BIM. Sin embargo, los beneficios de realizar unas prácticas ahí son por mayoría con el beneficio de aprender todo sobre la manera de trabajar con la nueva metodología.

La Republica Checa, por su parte, no es cuestión que no lo han intentado sino es cuestión que siguen con la preferencia de trabajar con modelo 2D mientras casi todos lo conocen. En Portugal, todavía están promoviendo la en la industria de construcción la inserción del BIM.

En Suiza, será diferente manera de abordarlo. Primero, hay un guía que se llama “Open BIM” que permite a los que desean usarlo a entender mejor la metodología en relación con las regulaciones y leyes del gobierno suizo.

Italia, como Escocia, lo tiene obligatorio por cualquier proyecto que supera unos 5 millones de euros. Algunos grandes proyectos ya son previos y tienen por manera de trabajar incluido el servidor.

A parte de esos países que están poco a poco cada uno con sus obligaciones propias incluyendo el servidor BIM, por mayoridad de momento en el sector de construcción, los países escandinavos, Finlandia, Noruega y Dinamarca ya tienen buenos resultados por los años que tienen de experiencia con el BIM y atestan del bueno de la nueva metodología.

A parte de Europa, por muchos países en el mundo conocemos la idea y la estrategia que es, el gobierno tiene en cuenta el presupuesto de algunas grandes empresas que desean adaptarlo, pero seguimos con el deseo que sea normalizado para acceder a grandes proyectos al nivel internacional.