Por supuesto, cada novedad e innovación tiene que ser el proyecto de alguien en particular al inicio al menos. Sobre el BIM, el “leadership” es el Quebec que lo tiene. La primera realización la hicieron ellos, asimismo tiene una relación directa con el desarrollo sostenible. De hecho, hablamos de más que solo servidores. Revoluciona totalmente el sector de la construcción, y permite trabajar de una manera con una eficiencia nunca conocida hasta el día de hoy.

El BIM tiene muchos beneficios, pero exige también una coordinación y un compromiso total de las tareas de cada actor que interviene por la duración total del proyecto. Seguimos con una incomprensión en algunos países, que piensan que solo hablamos de un servidor mientras es más, por eso que contamos en el desarrollo y la accesibilidad al conocimiento necesario para que las empresas pequeñas y grandes tienen acceso a la ayuda que representa el BIM.

 

Al nivel mundial, en Finlandia, país donde siempre se nota un avance muy importante en comparación con otros, el Gobierno ha invertido casi 21 millones de euros para favorecer la integración del servidor. Por lo raro que es, el Quebec de momento no tiene ayuda de la parte del Gobierno. No obstante, la exigencia es real por realizar proyectos públicos BIM, mientras el soporte público será necesario para un proyecto de envergadura. Todavía, no han podido conseguir un proyecto desde el inicio hasta el acabo total solo con BIM. El Canadá, mientras su proximidad tiene una excelente ayuda del Gobierno desde hace algunos años, y tiene un centro de excelencia BIM. Por parte de Colombia, algunas empresas durante los Juegos olímpicos de invierno 2010 han tenido la oportunidad de ponerlo en práctica. En 2008, China ya usaba el BIM para construir los Juegos olímpicos de verano a Pekín y eso en un tiempo récord: Un hotel de 30 plantas en 15 días. Ninguna firma es capaz de realizar eso en América del Norte. No sería sorpresa que nos propone un piso de 60 plantas realizado con los mejores arquitectos del mundo fabricados en fábricas.

En lo que respecta a los Estados Unidos, no hay un mecanismo central sino son más iniciativas innovadoras de la GSA (administración de los servicios generales) una agencia independiente del Gobierno federal americano. Hoy, contamos más de 70% de los actores de la edificación que construyen con el BIM, y eso, ya hace 10 años. El Brasil ocupa la tercera plaza mundial sobre las universidades con el fin de adoptar un político general y global. Ahí, el BIM es algo que se discuta al principio de cada proyecto, por ejemplo el nuevo aeropuerto de México, y va creciendo.

Hay un desplazamiento en Qatar, puede que se explica por la participación de varios países que habitualmente intervienen en cada proyecto. Visto que las normas alemanas e inglesas son distintas, tendrán que encontrar un sistema que solo refleta la manera que las construcciones serán ejecutadas y gestionadas. Un protocolo común se impone.

Al contrario, los países nórdicos como Finlandia y Suida que siempre tienen un avance fenomenal, tienen una exigencia con los proveedores por tener el BIM como elemento central de sus estrategias tecnológicas, y los profesionales solo trabajan con el servidor sin necesitan tan poco de hacer modificaciones contractuales por el tamaño de los países. El caso de Singapur también por ser un pequeño país, lo han adaptado muy rápidamente por la facilidad que tienen en adaptarse en nuevas tecnologías. Este año, cerca de 96% de las empresas tendrían que usar el BIM. Sobre todo, Singapur es leader mundial en la digitalización y automatización de la expedición de los permisos de construir.

En Francia, poco a poco se desarrolla, además que el Ministerio del alojamiento ha creado un plan de transición intensiva y contamos en 2017 más de 500 000 construcciones usando el BIM.

Alemania es el único a causa de las metodologías y procesos para quien es muy complicado de cambiar protegido por leyes predefinidas por mayoridad de las empresas, mientras dos muy conocidas: Zublin e Hochtief, particularmente activas en el Medio Oriente.