El aeropuerto Benito Juárez de la capital mexicana está colapsado. Desde el 2013 registra sesenta y ocho operaciones por hora y su nuevo presidente electo planteó una solución: construir uno nuevo. A partir de la planificación de esta gran obra, consultores y especialistas del tema afirman que será la gran oportunidad de BIM en México, para que se termine de consolidar y puedan lograr aprovechar sus beneficios.

En la actualidad viajar a la ciudad de México representa un riesgo. La proyección de la cantidad de vuelos cada vez aumenta en cantidad, aunque la seguridad está garantizada, cada vez despegan más aviones por minuto, aumentando el riesgo de coalición entre las naves. La única solución es la creación de otro aeropuerto.

Si bien, en el 2001 se planteó y se comenzó a construir bajo el gobierno de Vicente Fox, quien declaró el 22 de octubre de ese año el inicio de la obra, por distintos problemas el proyecto se frustró y quedo sin el segundo aeropuerto de la Ciudad de México. Pero en la gestión de Enrique Peña Nieto, durante su primer Informe de Gobierno, anunció la posible construcción en Tizayuca, Hidalgo, pero se volvió a frustrar por la cercanía con la base aérea Santa Lucía.

En la actualidad, la administración que asumirá en diciembre de este año, en manos de Andrés Manuel López Obrador, presentó su interés por solucionar este problema a partir de la creación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Su intención es que sea autofinanciable, donde el 70% de sus recursos están ya fondeados por recursos privados, a partir de la colocación de bonos que garantizan su pago a partir de los ingresos de la Tarifa de Uso Aeroportuaria (que se cobra a las personas que compran boleto de avión).

Luego de los problemas sin solución que comenzaron a principio de la década pasada, parece que se está dando todo para que en diciembre, con la asunción, comience a movilizarse esta solución. Si bien, López Obrador había deslizado que aplicará la tecnología necesaria, los analistas y consultores leyeron que será la gran oportunidad de BIM en México.

Y la pregunta en esta parte del artículo sería: “¿Por qué es tan importante BIM?”. La respuesta radicaría en la eficiencia que esta plataforma genera por ser una mesa de trabajo en conjunto, que cubre la construcción total del proyecto. Desde sus planos, pasando por el seguimiento diario y finalizado con su obra, en donde todas las partes que intervienen modifican desde su sector y se va actualizando al instante todo el proyecto.

Al ser una plataforma dinámica y actual, mejora en grandes porcentajes la comunicación, una función importante en la obra. Y más si desarrollamos proyectos tan grandes como podría ser un aeropuerto, haciendo un seguimiento diario y ayudando a terminar la obra en tiempo y forma, respetando los plazos y presupuestos.

Si bien, en este país no explotó la implementación de Building Information Modelling (BIM), se cree que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México podrá ser un antes y un después. Se deberá tener en cuenta su gran dimensión, el tiempo que llevará y por sobre todo por la efectividad que debe tener la obra, ya que será mucha inversión en cuestión de dinero, estimada en 10.000 millones de dólares.

Las firmas que está llevando la creación de este proyecto, Foster, Partners y FR-EE, ya armaron más de 10 mil documentos, con más de 5 mil hojas de datos para el diseño con la tecnología BIM. Todo parece indicar que la gran oportunidad de BIM en México será este aeropuerto internacional y, podría ser el ejemplo más efectivo del país para que comience su uso masivo.

 

 

Cursos relacionados:

Máster BIM y diseño integrado

Máster BIM y Diseño Integrado

 

Foto de Yeray Sánchez en Unsplash