Los arquitectos encargados de las obras de la Sagrada Familia, David Puig y Jordi Faulí, están utilizando la impresión 3D e incluso Realidad virtual, para su trabajo en las obras del proyecto de Antoni Gaudí. Un proyecto arquitectónicamente complejo de gran importancia para la historia de la arquitectura barcelonesa, que lleva más de 100 años en construcción.

Es sabido que Gaudí hacia grandes maquetas de sus edificios y así poder proyectar en 3 dimensiones y trabajar a partir de estas. Era un arquitecto que intentaba siempre poner a su disposición las últimas tecnologías del momento para sus edificios. Hoy en día, estos arquitectos siguen con su manera de trabajar, a modo de homenaje y como ayuda esencial en el proyecto, y estas maquetas que Gaudí proyectaba en yeso, a día de hoy son posibles gracias a la impresión 3D. Además, desde hace un par de años, se empezaron a utilizar las gafas de realidad virtual para hacer simulaciones del edificio en 3 dimensiones, esto entre otras ventajas, les ayuda en la reducción de tiempo.

Estos dos arquitectos calculan que gracias en parte a la impresión 3D y a la realidad virtual, la Sagrada Familia podrá terminarse para el año 2026, fecha que coincidirá con el centenario de la muerte de Antoni Gaudí.

Además, no solo empieza a ser necesaria la implantación de las más nuevas tecnologías en el edificio, sino que debido al gran número de visitantes toda la zona de alrededor, necesita de ellas. Los barrios están siendo monitorizados con herramientas de “big data” o IoT y en algunos casos incluso con programas de inteligencia artificial.

 

Cursos relacionados:

Máster Diseño 3D y Realidad Aumentada; Escaneo e Impresión en 3D, Realidad Aumentada y Realidad Virtual

 Photo by Danil Sorokin on Unsplash