Hoy en día se siguen explorando nuevas formas de utilizar la tecnología 3D para ayudar y resolver problemas que tenemos en distintas áreas. En este caso, los avances de la tecnología 3D traspasa límites logrando imprimir implantes espinales para ayudar a los cirujanos a dar una mejor calidad de vida a sus pacientes.

Hoy en día estos implantes impresos en 3D están siendo utilizados en distintos tratamientos médicos. Todo empezó gracias a que esta tecnología 3D se venía utilizando en distintos tratamientos, y es aquí cuando la empresa NuVasive vio la oportunidad de crear implantes con tecnologías 3D para la columna vertebral.

Actualmente, esta empresa busca ofrecer implantes de titanio, esto transformaría las cirugías de columna ya existentes hasta hoy en día, demostrando que la tecnología 3d traspasa límites y está revolucionando el diseño y nuestra vida.

Pero, ¿Cómo se realiza el proceso de fabricación de un implante?

El proceso de fabricación en NuVasive comienza con una aleación de titanio en polvo. Una vez que el polvo se extiende plano sobre la plancha de impresión en una capa muy fina, que puede ser tan delgada como un cabello humano, un láser de alta energía rápidamente funde el polvo en formas específicas de acuerdo con el diseño del implante. Cuando se termina esta capa, se extiende más polvo sobre la parte superior y se repite el proceso, soldando las capas desde abajo a cada nueva capa, lo que hace posible construir estructuras complejas con una única geometría interna desde la base. Una sola impresión, que consta de 50 a 100 implantes, puede tomar varios días. Sin embargo, varios pasos posteriores al tratamiento y limpieza deben realizarse durante varias semanas antes de que la pieza esté lista para su implantación.

NuVasive ha utilizado la impresión 3D para crear estructuras más inteligentes que optimizan la resistencia al tiempo que minimizan el material, facilitan el proceso de curación y, en última instancia, reducen el tiempo de recuperación para los pacientes que lo reciben un implante espinal. Para hacer eso, es importante para ellos imitar el cuerpo humano, y en particular la columna vertebral humana. La impresión 3D es el único método de fabricación que les ofrece esta combinación única de modelos que imitan más de cerca las propiedades naturales del hueso humano en comparación con los implantes espinales fabricados tradicionalmente.

Las posibilidades son prácticamente ilimitadas con la impresión en 3D como se ve, y gracias a esta tecnología, podemos asegurar que las siguientes generaciones tendrán ventajas en relación a generaciones de hoy en día y confirmar que la tecnología 3D traspasa límites.

Cursos relacionados:

Máster en 3D y realidad aumentada
https://www.gestor-energetico.com/master-diseno-3d-realidad-aumentada/

Foto por Nino Liverani en Unsplash