BORN Motor, una empresa que personaliza motocicletas, utiliza la tecnología 3D, para imprimir algunas de las piezas de los ciclomotores. De esta manera no solo se ahorra en producción de tiradas cortas, sino  que también se pueden llegar a ahorrar mucho dinero por la producción de cada uno de estos vehículos. Además, gracias a la impresión 3D, la libertad en el diseño de piezas no se ve comprometida como si pasa con los procesos de producción tradicionales.

Gracias al uso de la impresión 3D, pueden dar a sus clientes unos diseños originales y exclusivos, un valor añadido que para muchos clientes es esencial. Además, esta les ha concedido la posibilidad de no solo acelerar su proceso creativo y de producción, sino también les ha ayudado a superar los obstáculos que vienen con el uso de las tecnologías más tradicionales. Todo esto, supone un  ahorro de tiempo ya que se consiguen crear y producir piezas más complicadas en menos tiempo, esfuerzo y dinero.

La impresora que utilizan es la BCN3D Sigma 3D. Esta les permite imprimir en muy diversos materiales dependiendo del uso que se le dará a cada pieza en concreto. Gracias a esta impresora 3D es posible cambiar favorablemente el curso de creación y producción de toda una empresa.