Impresa por la empresa holandesa RAMLAB, la segunda hélice impresa en 3D, ya ha superado todas las pruebas operativas. Dichas pruebas acabaron por demostrar que esta tiene un comportamiento muy parecido al de las hélices convencionales.

Ha sido creada a partir de 298 capas de una aleación formada por níquel, bronce y aluminio. Además, la gran capacidad de impresión de la que consta RAMLAB, permite impresiones de grandes tamaños, con lo cual podría llegar a subministrar hélices para incluso barcos de gran tamaño.

El hecho que estos resultados sean positivos ayudará al desarrollo más rápido del proceso de industrialización.

Encontramos muchas empresas implicadas en el proyecto, por ejemplo, Autodesk ha ayudado con el software, la robótica y la fabricación aditiva o Promarin, que facilitó el diseño de la hélice de triple paleta.

Aseguran pues que aunque hay algunos aspectos que estudiar aun, técnicamente la hélice esta lista para ser utilizada de forma comercial.